Visión general

La Ley de Tesler, también conocida como La Ley de Conservación de la Complejidad, establece que para cualquier sistema existe una cierta cantidad de complejidad que no se puede reducir.

Lo destacado

  1. Todos los procesos tienen un núcleo de complejidad que no se puede eliminar por diseño y, por lo tanto, debe ser asumido por el sistema o el usuario.
  2. Asegúrese de que la mayor parte de la carga se elimine de los usuarios al lidiar con la complejidad inherente durante el diseño y el desarrollo.
  3. Tenga cuidado de no simplificar las interfaces hasta el punto de la abstracción.

Orígenes

Mientras trabajaba para Xerox PARC a mediados de la década de 1980, Larry Tesler se dio cuenta de que la forma en que los usuarios interactúan con las aplicaciones era tan importante como la propia aplicación. El libro Designing for Interaction de Dan Saffer incluye una entrevista con Larry Tesler que describe la ley de conservación de la complejidad. La entrevista es popular entre los diseñadores de interacción y experiencia del usuario. Larry Tesler argumenta que, en la mayoría de los casos, un ingeniero debería pasar una semana más reduciendo la complejidad de una aplicación en lugar de hacer que millones de usuarios pasen un minuto más usando el programa debido a la complejidad adicional. Sin embargo, Bruce Tognazzini propone que las personas se resistan a las reducciones a la cantidad de complejidad en sus vidas. Por lo tanto, cuando se simplifica una aplicación, los usuarios comienzan a intentar tareas más complejas.

Fuente

Otras lecturas

Descargar poster gratuito