Visión general

La productividad se dispara cuando una computadora y sus usuarios interactúan a un ritmo (<400 ms) que garantiza que ninguno tenga que esperar al otro.

Lo destacado

  1. Proporcione retroalimentación del sistema dentro de los 400 ms para mantener la atención de los usuarios y aumentar la productividad.
  2. Utilice el rendimiento percibido para mejorar el tiempo de respuesta y reducir la percepción de espera.
  3. La animación es una forma de involucrar visualmente a las personas mientras se carga o procesa en segundo plano.
  4. Las barras de progreso ayudan a que los tiempos de espera sean tolerables, independientemente de su precisión.
  5. Agregar intencionalmente un retraso a un proceso puede aumentar su valor percibido e infundir una sensación de confianza, incluso cuando el proceso en sí lleva mucho menos tiempo.

Orígenes

En 1982, Walter J. Doherty y Ahrvind J. Thadani publicaron, en IBM Systems Journal, un artículo de investigación que establecía el requisito de tiempo de respuesta de la computadora en 400 milisegundos, no 2000 (2 segundos), que había sido el estándar anterior. Cuando el comando de un ser humano se ejecutaba y devolvía en una respuesta menor de 400 milisegundos, se consideraba que excedía el umbral de Doherty y se consideraba que el uso de tales aplicaciones era “adictivo” para los usuarios.

Otras lecturas

Descargar poster gratuito